Bienvenidos a poemas de amor.com    Registrarse  /  Login

Cristo, y la oveja.

Clamé al mundo; no me respondió; Clame a los reyes de la tierra; mas me respondieron con durezas; paseé por el mundo; mas lo único que hallé fue maldad en el corazón de las gentes, de toda nación. Como necio, me pregunté a mi mismo: "¿Por qué Jehová, permite éstos males?"; mas volviendo a casa, tomé mi coche, y me embistió un camión; mi cuerpo dentro del coche, no respondía; mas yo me vi fuera de él; noté una presencia detrás de mi, y me gire y estaba Jesús. Me arrodillé, y él, mirándome me dijo: “¿Por qué dudas de mi padre?, hombre de poca fe. Ven, y mira, y daré respuesta a tus preguntas”; Volviéndome miré, y me dijo: “¿Ves aquella guerra en los cielos? Satanás, fue expulsado de los cielos hacia la tierra; mas él anda como león rugiente buscando a quién devorar, porque sabe que su tiempo es corto, y quiere poner a las gentes en contra de la palabra de mi padre; de esta manera, no conviene hacerse amigo del mundo, porque el que se hace amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios; mas el que deja sus cosas y carga su cruz, ese será llamado hijo de Dios; no tenemos una lucha entre carne y sangre, sino entre espíritu y carne, entre las huestes del mal que gobiernan este mundo; satanás; él tienta, mas la gente cae" Al ver y oír todo aquello, entendí la maldad que había, y comprendí, que el culpable, es satanás.

Aporte de:  Emanuel.

Categoria:   Poema de Cristianos

Visto: 1964 veces.    Ranking: 7 votos.
Votar:

 

Links de Interes
poemas.de-amor.com donde encontraras poemas, poemas cortos, poemas de amor, poemas para enamorar, versos, poesia, frases de amor, poemas dia de san valentin, poesias de amor, poemas romanticos, versos cortos, poemas para enviar, poemas gratis.
Comentarios y sugerencias a: info@de-amor.com